Ha sido el primer cara a cara entre el nuevo líder del PSOE y Mariano Rajoy en el hemiciclo. Sesión de control. Todos los focos puestos sobre el primero, que ha apostado por una pregunta abierta, genérica, sobre la situación política y económica de España. ¿Por qué? ¿Qué estrategia podemos encontrar detrás de una pregunta de este tipo?

Todos sabemos que las sesiones de control al Gobierno no son más que la escenificación del teatro político; las preguntas se conocen de antemano. Y las respuestas, por mucho que haya turno de réplica, también se preparan sin tener en cuenta lo que diga el adversario político. Una vez más, ¿a dónde vas?- Manzanas traigo. Cada uno interpreta su guión, previamente aprendido, con el objetivo de marcar agenda mediática y posicionarse.

En este caso, el recién estrenado Pedro Sánchez ha aprovechado para empezar a construir el relato que va a contarnos a lo largo de los próximos meses. El protagonista tratará de identificarse con la ciudadanía, intentando liderar la #oposicionciudadana que ya podemos ver en la página web del PSOE frente a un antagonista, enemigo, en este caso, Mariano Rajoy, al que ha reprochado estar alejado de la ciudadanía, “en un oasis”. Con esta identificación con la ciudadanía, tratará de ganar terreno a los movimientos que están emergiendo (Guanyem, por ejemplo) y que tratan de pasar al primer plano de la escena política. El trama fundamental del teatro será el drama del desempleo, que es, por cierto, la primera preocupación ciudadana según dictan los sondeos; el protagonista ofrece soluciones: derogación de la reforma laboral, aumento del salario mínimo, propuestas para evitar el “exilio científico”.

El adversario ha atacado sin piedad, y ha tratado de asociar la figura de Pedro Sánchez a la de Rodríguez Zapatero haciendo una triangulación que puede resultar demoledora para la imagen del primero, ya que ha hecho cómplice a Sánchez de la crisis económica que a juicio del mandatario popular originó José Luis Rodríguez Zapatero. Veremos si el guión de Rajoy es seguido por los actores secundarios populares; estaremos atentos al sound bite «Zapatero-Sánchez-crisis»

Veremos cómo se desarrolla la película. Veremos si realmente Pedro Sánchez conecta con la audiencia desencantada del género político y vuelve a engancharnos a la trama. Por ahora, tenemos el tráiler: un líder que trata de identificarse con toda la ciudadanía que está padeciendo de alguna forma la crisis y que quiere resolver el problema de la falta de trabajo ante un enemigo que vive por y para sus intereses (y los de su clase -según Sánchez-).

 

 

Deje una respuesta