Pedro Sáncez Vs Eduardo Madina: 4 diferencias de su campaña electoral

Madrid acogerá los próximos 26 y 27 de julio el Congreso Extraordinario Socialista donde se elegirá al Secretario General que liderará la formación en los próximos años. Por primera vez, la elección se realizará mediante voto directo de todos los militantes. La carrera ya ha comenzado, y parece que hay dos candidatos que sobresalen: Pedro Sánchez y Eduardo Madina. ¿Cómo se están desarrollando sus campañas? ¿Qué estrategia sigue cada uno de ellos desde el punto de vista de la comunicación?

Primeros planos vs rostro “oculto”:

No cabe duda de que la imagen física de Pedro Sánchez juega a su favor; y sus asesores lo saben. Por ello, no han dudado en apostar por utilizar primeros planos en la cartelería; una cartelería clásica en comunicación electoral que contrasta con la de Eduardo Madina. El equipo del candidato vasco, por el contrario, ha desafiado las “normas no escritas” de las campañas electorales y ha optado por un póster con una ilustración de su rostro; incluso existen carteles donde sólo se pueden ver su pelo y sus gafas en color blanco; ambas, sobre un fondo azul; gafas, elemento clave, que ayudan a identificar y diferenciar al candidato respecto de su rival y que pueden dar mucho juego tal a nivel de campaña. (Recordemos la campaña de Durán i Lleida). Sin embargo, y a pesar de que estos rasgos distintivos ayuden a la diferenciación y a dotar a la campaña de un carácter innovador y rupturista, “ocultar” el rostro puede ser contraproducente, ya que pueden interpretarse con la falta de transparencia, el escapismo…

La sonrisa permanente vs seriedad y prudencia

La sonrisa es magnetismo; y Pedro Sánchez lo está aprovechando al máximo. No hay imagen, cartel o instantánea en la que el candidato madrileño no se muestre sonriente. Daniel Goleman escribe en la “Inteligencia Social” que las “…sonrisas tienen una ventaja por encima de todas las otras expresiones emocionales: el cerebro humano prefiere rostros felices, los reconoce más presta y rápidamente que aquellos con expresiones negativas, un efecto conocido como la “ventaja del rostro feliz”(Goleman 68). Madina, por el contrario, quizá por timidez, quizá por su carácter…no se caracteriza por una imagen sonriente; traslada a la opinión pública mayor seriedad, prudencia y solemnidad.

Rojo vs azul

Ya sabemos que el color juega un papel importante a la hora de posicionar las marcas. En este caso, también. El PSOE, como partido, tiene en su ADN el color rojo; un rojo socialista que la opinión pública conoce y reconoce al partido. En esta lucha entre hermanos, ha sido el madrileño quien ha conseguido adjudicarse y adelantarse a Madina a la hora de identificar su candidatura con el color rojo. No sabemos hasta qué punto influye esta identificación entre el PSOE, el color rojo y el candidato madrileño a la hora de elegir nuevo líder, pero no cabe duda de que es un añadido más en la comunicación de la campaña electoral.

Página web vs app

Simulando y siguiendo una estructura similar a la página web del PSOE, Pedro Sánchez ha apostado por utilizar la página web como eje de campaña; una página con información detallada donde se informa y se recopila todo el material de campaña; una página web que se ve complementada con su estrategia en redes sociales. Eduardo Madina, por el contrario, ha preferido  por lanzar una app para iOS y Android donde se puede consultar la biografía de Madina hacerse “voluntario” , conocer todas las noticias q así como no perderse detalle en sus perfiles de las redes sociales, su canal en YouTube y el calendario; todo un guiño a aquellos amantes de las nuevas tecnologías.

En definitiva, evidentes diferencias para liderar un mismo partido; diferencias entre una campaña clásica y otra que busca el “shock de modernidad”.

 

Deje una respuesta