Tras reunirse con Pedro Sánchez el pasado miércoles para hablar sobre el denominado “desafío soberanista catalán”, Mariano Rajoy recibió a los líderes emergentes Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo Iglesias (Podemos).  A diferencia de lo ocurrido con el Secretario General del PSOE, las reuniones con los “nuevos” tuvieron otro tono y estilo radicalmente diferentes. Los gestos delatan. La comunicación no verbal no engaña. La escenografía tampoco. El Correo me preguntó acerca de esta puesta en escena; de las pequeñas anécdotas, en principio, baladíes, pero que proyectan e influyen en las percepciones de la ciudadanía.

A la espera de lo que deparen las reuniones con Revilla, Herzog, Alberto Garzón y Duran…comparto el análisis realizado gracias a Antonio Santos.

 

Rajoy Rivera Iglesias

 

Deje una respuesta