Pedro Sánchez se enfrentó el pasado martes a la primera fase del proceso de investidura. Necesitaba mayoría absoluta para convertirse en Presidente de Gobierno. En El Correo, me preguntaron acerca de su comunicación no verbal, estrategia y discurso.  Rostro serio, cabizbajo, poco emocional y conocedor del final del relato, su puesta en escena no fue más que un fiel reflejo de lo que estaba sintiendo: incapacidad para concitar ese ansiado acuerdo a tres; esa centralidad entre Ciudadanos y Podemos que le pudiese aupado a la Presidencia. 

El verdadero vencedor de todo el «teatro político» ha sido Albert Rivera; el líder naranja se ha posicionado en el ansiado centro, canalizador de la moderación y respaldado por el establishment financiero. Si leemos entre líneas, Rivera siempre ha afirmado que él no apoyaba a Sánchez, sino al documento firmado por ambos; un documento, por cierto, que según el partido emergente, recoge un 80% de su programa y que Podemos, confluencias y partidos nacionalistas e independentistas tachan como retrógrado y de «derechas».

¿Podría asumirlo el PP? Todo indica que sí. Una vez visto el «fracaso» de Sánchez, Rajoy ha dicho que va a empezar a negociar. El timing manejado por los populares ha sido intachable; «matar» al enemigo en directo y que este acaparara todos los titulares tratando de hacer una cortina de humo a los presuntos casos de corrupción. Mientras, saca a los hasta ahora actores secundarios a primera fila: Levy, Casado y Maroto, que probablemente jugarán un papel determinante en el futuro del partido; actores radicales contra la corrupción interna, les dará tiempo a consolidarse durante este tiempo como la «nueva generación» popular.

 

El PSOE tiene un papel difícil; ha de elegir entre la «gran coalición» o un pacto «a la portuguesa», con los problemas internos que ello conllevaría.

 

Y yo me pregunto…¿Qué ocurriría si el PP propone a Ciudadanos y PSOE el mismo documento que han firmado estos dos últimos partidos  – que insisto, recoge el 80% del partido de Rivera-? ¿Cómo podría salir de esta Pedro Sánchez?

 

investidura

 

 

Deje una respuesta