Fútbol, monarquía y #UrkulluTopaketa

La importancia de la gestión del tiempo en la comunicación política

No voy a hablar de Felipe VI. Ni del acalorado debate generado a raíz de las turbulencias políticas a las que estamos asistiendo. Me gustaría hablar sobre la importancia de una buena gestión del timing en la comunicación.

El próximo 17 de junio será aprobada la ley de abdicación por las Cortes Generales; una vez aprobada y sancionada por el actual monarca, Felipe VI será proclamado rey de España en una sesión conjunta del Congreso y el Senado. No cabe duda de que acaparará portadas, titulares, y tertulias. Opinión e información que será complementada con noticias relacionadas con el Mundial de Brasil; con “la Roja”.

Sin embargo, la vida sigue y la agenda de los diferentes ejecutivos autonómicos, también. Y en esa agenda, ayer leí que Iñigo Urkullu, Lehendakari del Gobierno Vasco, tenía prevista la emisión de una entrevista en Youtube con preguntas previamente formuladas por la ciudadanía a través de las redes sociales; una iniciativa novedosa (en época no electoral) que sin entrar a juzgar su conveniencia o no, tendrá  menor repercusión mediática de la que inicialmente hubiese tenido si no tuviésemos en la agenda los acontecimientos previamente citados.

Esta entrevista hubiese servido para colocar titulares, pildorazos respecto a cuestiones clave que afectan a la política vasca; una oportunidad para experimentar nuevas formas de comunicación política; una plaza para torear a su antojo y poder acercarse a la ciudadanía.

Pero mucho me temo que, ante tanto acontecimiento “real” y “nacional”, #urkullutopaketa, que así se llama el evento, quedará relegado a un segundo plano. A no ser que se planteen cambiarlo de fecha o, en su caso, que Urkullu ofrezca algún titular que rompa la agenda mediática con declaraciones que nadie espera.

Siempre se ha dicho que «hay que estar en el momento correcto, en el sitio adecuado».

 

Deje una respuesta